(No Ratings Yet)
Loading...

¿Qué es la dieta blanda?

La dieta blanda es un tipo de dieta que normalmente recomiendan los médicos en ciertos casos, como la proximidad de una operación, en caso de molestias estomacales, gastritis, etc.

Aunque no es una dieta especialmente creada para adelgazar, como incluye alimentos muy ligeros y bajos en calorías, sí se puede emplear en este caso si moderamos las cantidades de alimentos.

El objetivo de esta dieta es que los alimentos sean fáciles de digerir, por lo que resulta perfecta para pacientes con problemas como úlceras, cólicos, o cualquier otra enfermedad leve del aparato digestivo. Es importante que para recuperarnos de este tipo de dolencias mastiquemos bien los alimentos y comamos despacio para facilitar la digestión.

¿Cuándo hacer una dieta blanda?

Realizaremos una dieta blanda cuando así nos lo indique nuestro médico o cuando tengamos molestias estomacales. También podemos utilizarla durante unos días para adelgazar ya que la mayor parte de los alimentos prohibidos son de alto contenido calórico y perjudiciales para el estómago. Realmente no es una dieta que provoque alguna carencia, aunque a la larga nos puede resultar insípida y, por lo tanto, aburrida.

Una vez recomendada por el médico, esta dieta se suele seguir de 3 a 5 días para luego ir poco a poco regresando a una alimentación normal. Si vamos a intentar emplearla como dieta para adelgazar, incluiremos más legumbres y cereales integrales. Del mismo modo reduciremos un poco las raciones.

Alimentos permitidos en la dieta blanda

dieta blanda

  • Cereales refinados como el arroz blanco o féculas como la patata cocida. Pan, galletas maría, papillas de cereales.
  • Verduras cocidas salvo repollo, coliflor, brócoli o similares.
  • Legumbres en muy poca cantidad, cocidas y sin piel, pasadas por el pasapuré.
  • Fruta de preferencia cocida o en compota. El plátano al natural es bastante digestivo, lo mismo que el zumo de melocotón.
  • Carne blanca como el lomo de cerdo y la pechuga de pavo o pollo. También se pueden tomar filetes de  ternera y fiambres magros como el jamón de York o el fiambre de pavo.
  • Los pescados blancos son muy digestivos, en especial si se toman cocidos.
  • Yogur natural y queso fresco, mejor light: las bacterias del yogur son muy beneficiosas para el tránsito digestivo. En el caso de que tengamos intolerancia a la lactosa, existen en el mercado productos lácteos que carecen de ella.
  • Huevos: siempre que evitemos los huevos fritos o la tortilla española por su alto contenido en grasa, no hay problema. Así podemos tomar huevos revueltos, cocidos o en tortilla francesa, siempre con muy poco aceite.
  • Aceite: un poco de aceite de preferencia de oliva, como una cucharada al día, para hacer la carne o el pescado a la plancha.

Alimentos prohibidos en la dieta blanda

  • Cereales integrales: aunque buenos en otro tipo de dietas, están desaconsejados para personas con estómagos delicados pues tardan bastante en digerirse. También hay que evitar la bollería y los dulces.
  • El repollo y la lechuga son dos de los alimentos que más problemas digestivos provocan. Del mismo modo evitaremos la coliflor y el brócoli.
  • Carnes grasientas como el cordero o las costillas de cerdo o ternera.
  • Pescados azules, mariscos y ahumados.
  • Picantes: de lo peor para la salud de nuestro estómago pues pueden provocar gastritis.
  • Cítricos o frutas ácidas como la piña: favorecen la aparición de acidez de estómago, especialmente si los tomamos en ayunas y en zumo.
  • Alimentos fritos y ricos en grasas: aumentan el reflujo gástrico y el ardor de estómago
  • Salsas: suelen contener mucha grasa y especias de todo tipo.
  • Especias como el ajo y la pimienta, o condimentos como la cebolla. Por lo general las especias que son hierbas como el tomillo, el perejil o la albahaca no provocan malestar.
  • Quesos curados, embutidos y fiambres elaborados como la mortadela.
  • Encurtidos, snacks y patatas fritas.
  • Bebidas gaseosas sean o no light.
  • Todo tipo de bebidas alcohólicas como vino, cerveza u otros.
  • También tenemos que tener precaución con el café y el té.

Menú de ejemplo de la dieta blanda

dieta blanda alimentos

 

  • Desayuno: un poco de café o té con leche descremada. Dos rebanadas de pan con un poco de fiambre de pavo o queso fresco tipo Burgos.
  • A media mañana y a la merienda: a elegir entre una pieza de fruta, un poco de compota o un yogur tipo bífidus
  • Comida: Puré de verduras, patata cocida o un poco de arroz hervido. De segundo carne o pescado a la plancha o un poco de pollo al horno, sin piel. Una pieza de fruta de postre.
  • Cena: de preferencia pollo a la plancha o pescado hervido, más un poco de puré de verduras o sopa de fideos.

Conclusiones sobre la dieta blanda

En general esta dieta es bastante pobre en grasa y también en fibra, ya que se evitan todo tipo de cereales integrales y también de legumbres. Por lo tanto no es conveniente alargarla demasiado en el tiempo para no tener problemas de estreñimiento. En el caso de que nuestro problema digestivo no mejore con la dieta blanda hemos de consultar con el médico inmediatamente.

Si el médico nos lo permite podemos tomar un poco de té o café en el desayuno, siempre teniendo en cuenta que ninguno de los dos es realmente bueno para el estómago. Si nos resulta más cómodo haremos los alimentos al horno, para evitar emplear aceite y cocinar carnes y verduras a la vez.

En general es una dieta llevadera que nos ayudará a recuperar la salud de nuestro estómago. Una vez que la terminemos, podemos observar ciertos hábitos para que no se repita nuestro problema digestivo. Como, por ejemplo, no tomar picantes, bebidas gaseosas, o ingerir demasiadas grasas, etc.