(1 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...

Dieta Astringente

La diarrea es un mal digestivo que todos hemos padecido alguna vez, sea por mala alimentación o por aspectos psicológicos y relacionados con el estrés. Si nos ocurre en ocasiones aisladas no es peligrosa y no nos tiene que preocupar excesivamente, pero si persiste es preciso actuar.

Para casos de diarrea aguda incluso es buena idea hablar con nuestro médico sobre el tema. Entonces es posible que nos receten una dieta astringente, que tiene como fin proporcionarnos los alimentos que necesitamos para darle la posibilidad de normalizar la digestión y devolverle a nuestras deposiciones su consistencia sana habitual.

¿Cómo se caracteriza una dieta astringente?

La dieta astringente se caracteriza por la ingestión de alimentos fáciles de digerir y en pocas cantidades para no saturar nuestro sistema digestivo. Como destaca la SANCYD en su web, en una dieta astringente se debe tener cuidado con muchos alimentos:

  • Reduciremos las grasas al máximo.
  • Evitaremos la leche y sus derivados, con la excepción del yogur.
  • Consumiremos alimentos poco condimentados, con bajo contenido de sal y de azúcares.
  • Evitaremos alimentos que suelen producir gases como las coles, el brócoli y legumbres.
  • Eliminamos estimulantes como el café, el alcohol y zumos azucarados.
  • Evitamos alimentos laxantes como las ciruelas y las frutas con piel.
  • También dejaremos de tomar vegetales crudos.

Otras características de la dieta astringente:

  • Ingestión frecuente de pequeñas cantidades de comida para no sobrecargar el estómago. La comida no debe estar ni muy caliente ni muy fría.
  • Acompañaremos la dieta con líquido abundante (1,5 – 2L de agua al día). Esto también nos hará recuperar los líquidos perdidos a través de las deposiciones.

El objetivo de la dieta astringente es ralentizar la velocidad del tránsito intestinal con el fin de reducir el volumen y la frecuencia de nuestras deposiciones y darle más consistencia. Para ello, pasaremos por varias fases. Las primeras dos, para diarreas más agudas, la última, ya para la recuperación final.

Fase 1: Muy rigurosa: Pasaremos unas 6 horas en ayunas antes de empezar a tomar líquidos: unos 125ml de agua, agua de arroza o tés cada 2.4 horas.

Fase 2: Rigurosa: poco a poco incorporamos alimentos sólidos, como 3-4 cucharadas de arroz hervido. Podemos intentar mezclarlo con un poco de pollo o pescado hervido y vemos si nos sienta bien.

Fase 3: Cuando empezamos a recuperarnos ya podemos introducir alimentos más nutritivos en nuestra dieta. Añadiremos yogur, manzana hervida o un poco de pan tostado y jamón york.

dieta astringente

El arroz,siempre bien hervido, es uno de los primeros alimentos sólidos que podremos tomar después del ayuno.

Más tarde podemos volver a tomar plátanos y carne y pescados a la plancha. Seguido de cremas de verduras.

Cada uno tiene que ver a qué ritmo quiere pasar de una fase a otra. Depende de cómo nos sientan los alimentos ingeridos y si vemos que se reducen las necesidades de ir al baño. Tras esta dieta volveremos poco a poco a una dieta normal. Siempre intentando alimentarnos de forma saludable, aunque nos podemos permitir un capricho de vez en cuando.